Tal Rabinovich

Hola! Soy Tal (sí, tal como suena 🙂 ). Psicóloga afincada en Barcelona desde 2002. En mi camino personal y profesional siempre me han interesado las relaciones humanas y cómo nuestras emociones nos conectan con nosotros mismos y con los demás.

Este interés me ha acompañado siempre y me condujo a realizar desde muy joven actividades profesionales relacionadas con la educación y el acompañamiento a niños y adolescentes. Gracias a estas experiencias aprendí sobre la importancia que tiene la relación que tenemos los padres, madres o profesor@s sobre el bienestar de los niños y niñas, su motivación, su curiosidad, su autoestima y en definitiva sobre su desarrollo.

Me formé como psicóloga en la Universidad de Barcelona y me especialicé en crianza respetuosa basada en el vínculo.

Fue en mi maternidad cuando mi mundo cambió por completo, y al mismo tiempo descubrí mi gran pasión que coincide con mi misión profesional, acompañar a padres y madres en la crianza de sus hijos.

Tuve a mi hija en 2018 en un parto respetado en casa, un viaje maravilloso que nunca olvidaré. Participé en grupos de crianza y cofundé la escuelita petitstitans.cat donde padres y madres participamos muy activamente en la educación de nuestras hijas e hijos y que se basa en el respeto por los tiempos y las necesidades de los pequeños. Mi participación en todos estos espacios ha sido esencial para mi desarrollo como madre. Sigo reflexionando, aprendiendo y convirtiéndome en una persona, madre y compañera más consciente.

Te acompaño en el laberinto de la crianza

Desde Con Vínculo estaré encantada de asesorarte y apoyarte en tu camino hacia la madre (o padre) que de verdad quieres ser. Ayudarte a sentirte comprendida y validada en un espacio seguro y sin juicios.

Dotar a las madres y padres de herramientas para gestionar mejor su día día, de la capacidad de entender a sus hijos y de ahí tomar las decisiones con confianza y amor.

Mi misión es transmitirte el conocimiento y la experiencia de manera que puedas crear un ambiente relajado y positivo en tu hogar para que puedas criar a tus hijos y ayudarlos a ser adultos independientes, emocionalmente maduros y seguros de sí mismos.

A veces todo lo que necesitas hacer es cambiar tu ángulo de visión y comprender lo que ves. Cuando entendemos más, podemos actuar de una manera más beneficiosa.

Cuando ponemos el foco en la relación y aprendemos a conocer a nuestros hijos desde adentro, comprendemos qué impulsa su comportamiento, qué necesita el niño y cuál es nuestro papel como madres y padres

Tal Rabinovich

Conoce nuestro grupo de acompañamiento

Comparte tu camino de crianza y disfruta del acompañamiento emocional tan necesario en esta etapa. Cuidarse para cuidar.